CC BY-NC-ND 4.0 · Revista Argentina de Radiología / Argentinian Journal of Radiology 2020; 84(02): 077-079
DOI: 10.1055/s-0040-1710061
Signo Radiológico
Sociedad Argentina de Radiología. Publicado por Thieme Revinter Publicações Ltda Rio de Janeiro, Brazil

Signo de las Barras de Cárcel Jail Bars Sign

Paula Cassino
1  Hospital Interzonal General de Agudos General José de San Martín, La Plata, Buenos Aires, Argentina
,
Elber Inclán
1  Hospital Interzonal General de Agudos General José de San Martín, La Plata, Buenos Aires, Argentina
,
Patricio O'Lery
1  Hospital Interzonal General de Agudos General José de San Martín, La Plata, Buenos Aires, Argentina
› Author Affiliations
Further Information

Publication History

26 July 2019

23 March 2020

Publication Date:
08 June 2020 (online)

  

Introducción

El signo de las barras de cárcel es aquel observado en los hemangiomas intraóseos vertebrales a través de la radiología convencional y tomografía computada (TC). Fue descripto por primera vez por Virchow en 1867, seguido por las investigaciones de Perman en 1926 y posteriormente por Bailey y Bucy en 1930, quienes hicieron hincapié en las características imagenológicas presentadas en reconstrucciones tomográficas sagitales y coronales, que traducen el engrosamiento trabecular óseo, rodeado de médula grasa y canales vasculares capilares, con reducción y reemplazo de las trabéculas horizontales que en conjunto ofrecen un aspecto clásicamente descripto como barras de cárcel ([Figs. 1] y [2]).[1]

Zoom Image
Fig. 1 Paciente femenino de 35 años con diagnóstico de cáncer uterino. Reconstrucción coronal de TC, en la que se visualiza una lesión a nivel del cuerpo vertebral compatible con hemangioma intraóseo, conformando el signo de las barras de cárcel.
Zoom Image
Fig. 2 Imagen representativa de barras de una cárcel.

Responsabilidades Éticas

Protección de personas y animales. Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.


Confidencialidad de los datos. Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.


Derecho a la privacidad y consentimiento informado. Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.